jueves, 14 de enero de 2016

Torre de Hércules

La Torre de Hércules es un faro situado sobre un acantilado en la península de la ciudad de A Coruña. Su altura total es de 57 metros y data del siglo I. Tiene el privilegio de ser el único faro romano y el más antiguo en funcionamiento del mundo. Es el tercer faro en altura de España, únicamente por detrás del Faro de Maspalomas, en Gran Canaria, y el Faro de Chipiona, en Cádiz. El 27 de junio de 2009, la Torre de Hércules fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.


Hay varias leyendas relacionadas con la construcción de la torre. Una de ellas cuenta que Hércules llegó en barca a las costas que rodean actualmente la torre, y que fue precisamente allí el lugar donde enterró la cabeza del gigante Gerión, después de vencerle en combate.

Asimismo, historiadores identificaron la torre como el lugar donde pudo haber estado situada la Torre de Breogán, una edificación presente en la mitología irlandesa, desde la que Ith, hijo de Breogán, habría avistado las costas de Irlanda. Esta sospecha viene acrecentada por el topónimo latino Brigantium, que es altamente posible que derive de Breogán, y tiene sustento en la tradición romana a la hora de identificar a sus propios dioses o héroes, en este caso Hércules, con los autóctonos.


La Torre de Hércules fue construida por los romanos como faro de navegación en el siglo I, entre los reinados de Nerón y Vespasiano. Una inscripción al pie de la torre y las referencias documentales sobre la ciudad de Brigantium (la actual Coruña) revelan la existencia de un faro en la época de Trajano. En su base se encontró una piedra votiva con una inscripción en latín, que ha permitido identificar al arquitecto autor de la misma como Cayo Sevio Lupo, originario de la actual ciudad portuguesa de Coímbra.

La torre perdió su uso marítimo durante la Edad Media al convertirse en fortificación. Fue en el año 1682 cuando la duquesa de Uceda encargó su restauración al arquitecto Amaro Antune. Durante el reinado de Carlos III se realizó la reconstrucción completa. La obra neoclásica se terminó en 1791, bajo la dirección de Eustaquio Giannini.


En el entorno del faro se encuentra el denominado Parque Escultórico de la Torre de Hércules, un museo al aire libre en cuyo recorrido se pueden contemplar más de 15 obras de importantes artistas del siglo XX como Francisco Leiro o Manolo Paz en un gran espacio natural.