miércoles, 27 de enero de 2016

CABO ORTEGAL: Piérdete en el horizonte.


El cabo Ortegal es el segundo cabo más septentrional de la península ibérica. Además, es el lugar más emblemático del municipio de Cariño en La Coruña, puerto pesquero de importancia y lugar desde el que dirigirse a visitar el cabo Ortegal y su faro. Para ello, desde el centro de la villa, se asciende entre casas multiformes y multicolores. La carrera gana altitud a medida que se aleja de la villa y discurre paralela al mar. A la derecha se extiende la ría de Ortigueira con sus tramos acantilados y sus arenales. Cerca del cabo, las laderas ganan en verticalidad y altura para configurar un lugar majestuoso. El cabo Ortegal es, en realidad, una amplia arcada que se abre al océano flanqueada por dos impresionantes salientes rocosos: la punta do limo, al oeste y la punta de os aguillóns al este. Es en ésta donde se emplaza el faro de Ortegal, una torre cilíndrica pintada de blanco y rojo, desde la cual puede divisarse:


     -   De frente al faro, los tres aguillóns, tres peñascos afilados constantemente os, donde los percebeiros arriesgan su vida para conseguir percebe. Este granito negro se formó bajo la superficie terrestre, a partir de magma, hace aproximadamente 1160 millones de años,  lo que a su vez, implica que la península ibérica, es anterior a la llamada explosión de la biodiversidad en la Tierra. En aquella época la tierra tenía una apariencia "bastante inhóspita", sólo existían seres vivos unicelulares, la atmósfera era pobre en oxígeno y el sol era un 10 % menos brillante, según los investigadores. Estas rocas permanecieron a gran profundidad hasta que afloraron cuando los continentes, que estaban agrupados en uno solo, Pangea, se dividieron, lo que produjo un acantilado de más de 600 metros de altura.
-         Al este, se asoma el cabo de Estaca de Bares, el punto más al norte de España, a menudo difuminado por la bruma.
-         Al oeste, poco a poco los acantilados van ganando en altura sobre el Atlántico. Se divisa 
      en primer término la sobrecogedora Punta Do Limo. Tras ella, VixíaHerbeira, con 613 m sobre 
      el mar, es el acantilado costero más alto de España y de la Europa continental y el cuarto 
      de mayor altura de Europa incluyendo las islas.