lunes, 28 de octubre de 2013

Lacón con Grelos


RECETA DEL LACÓN CON GRELOS


El lacón con grelos es un plato primordial y muy característico de la gastronomía gallega.
Los principales productos que contiene esta receta, son carne de cerdo, en especial la zona del lacón, y grelos, una verdura que le aporta un toque de amargor a todo el guiso.
Estamos hablando de auténtica cocina gallega, artesana y cuidada.

Empezando por buscar buenos lacones que hay en la zona de Lugo, Lalín, Ancares, ... donde los cerdos aún son alimentados con productos del campo, por lo cual su carne es dura y roja, y mucho más sabrosa que la carne de los cerdos de granja.

Debe de comerse a partir de San Martiño hasta pasar el Antroido, pues aunque se puede comer todo el año, es en esta época cuando está mejor. Coincide con la época de la “matanza do porco” (puerco) que se da entre Octubre y Noviembre (San Martiño) hasta el “antroido” (carnaval), que se da entre Febrero y Marzo.

El lacón gallego son las extremidades delanteras del cerdo, que una vez curadas y listas se venden saladas para su posterior preparación.


Dicho esto, pasemos a la elaboración de tan exquisita y contundente receta, muy apta para los días lluviosos y grises tan típicos del clima gallego otoñal e invernal.


INGREDIENTES (4 personas)

1 lacón de 2 kg. aproximadamente
Grelos (cogollos de las nabizas (hojas del nabo))
Patatas
Chorizos

Garbanzos ( no son imprescindibles pero suelen ponerse tanto en el lacón con grelos como en el cocido gallego)


Preparación
Hay que desalar el lacón en una gran cacerola durante dos días, cambiándole el agua cinco o seis veces.

Se tira el agua en la que se ha desalado el lacón y se pone a cocer éste en una cacerola de grandes dimensiones, colmada de agua, durante dos horas, aproximadamente.

Transcurrido ese tiempo, se saca el lacón de la cacerola y se echan en esta los chorizos y las patatas, peladas y enteras.
A los 20 minutos se incorporan los grelos y el lacón a la cacerola, y se deja cocer unos 10 minutos más.


El lacón se sirve entero en una fuente, y los chorizos, las patatas y los grelos en otra.
En el caso de querer ponerle garbanzos, se incorporaran antes que las patatas y los chorizos porque su tiempo de cocción es mayor.


Y con todo esto, ¡bo proveito! (¡buen provecho!)