lunes, 21 de octubre de 2013

El pan de Neda

 
El pan de neda

Neda es un pequeño municipio de Coruña, situado en el fondo de la Ría de Ferrol. Cuenta con una población que apenas supera los 5.800 habitantes, en una superficie de 24 kilómetros cuadrados, que se extienden, desde la ribera de la ría y siguiendo por los valles de los ríos Belelle, Xuvia y Castro, en explanada, que va ascendiendo a los montes Ancos, Marraxón y Louseira. Aunque aparece citada por primera vez en documentos del siglo X ("Nida" en un texto del año 936), conserva restos megalíticos y castrexos, lo que es indicativo de la importancia de esta zona desde la antigüedad. Su capital, San Nicolás, mantiene formas medievales y conserva edificaciones de los siglos XVII y XVIII. Podemos afirmar que en la Edad Media Neda era una villa importante, en la que residían notables familias, algunas enterradas en la iglesia parroquial.

Uno de los mejores embajadores de Neda es su sabroso pan. Aquel que durante siglos convirtió a la real villa en capital del trigo de Galicia. Y es que el origen de la tradición panadera de Neda se remonta a la Edad Media, cuando nacen importantes industrias, como los molinos de trigo en torno al río Belelle, a su paso por la localidad, donde forma el Salto de la Fervenza. La calidad de sus aguas dan como resultado un pan sin comparación por el que incluso Felipe II, ya en 1558, elige la villa para el asentamiento de las llamadas Casas Reales, fábricas de bizcocho y hornos de provisión con destino a las Armadas de los Reyes de España. Una calidad que nace de las mejores aguas del país para la elaboración del pan, tal y como posteriormente corroboraron estudios científicos. Y una calidad que se mantiene hasta nuestros días. TODO ELLO SE DEBE A LAS MAGNÍFICAS CUALIDADES DEL AGUA DEL RÍO BELELLE QUE SURTE A ESTE MUNICIPIO.
  • LA FIESTA DEL PAN DE NEDA


Tras un intenso año de trabajo por parte del Ayuntamiento de Neda, la Xunta de Galicia declaraba la Fiesta del Pan de Neda de Interés Turístico de Galicia con fecha de julio de 2013. Una feliz noticia que coincidía con la conmemoración de los 25 años de existencia de esta cita gastronómica tan señalada. Se celebra el primer domingo del mes de septiembre en el Paseo Marítimo y, edición tras edición, recibe la visita de miles de personas. Con ella no sólo se pone en valor el producto gastronómico por excelencia de la real villa, sino que se reconoce e intenta promocionar el trabajo de la pujante industria panadera del municipio. Cada año incorpora nuevas actividades, aunque hay elementos invariables, como la venta de pan por parte de los negocios de Neda desde primeras horas de la mañana; la comida popular bajo carpa o la ambientación musical.


  • LA RUTA DE LOS MOLINOS DE NEDA

Otra de las tradiciones asociadas al pan de Neda es su Ruta de los Molinos. Inicialmente su celebración se limitaba a la jornada previa a la Fiesta del Pan, aunque en el año 2013 el Ayuntamiento dio un paso adelante y abrió la posibilidad de tomar parte en la misma durante todo el año, previa reserva. A través de la misma, se ofrece la posibilidad de descubrir un entorno natural privilegiado y conocer el proceso de elaboración del pan en uno de los molinos restaurados de la ruta.


Aquí podrás visionar un vídeo resumen de la tradición del pan nedense: